martes, 31 de octubre de 2017

VIDAS PARALELAS.


Hay algo de vidas paralelas entre Nancy Mitford e Irene Nemirovsky, hasta que una de ellas se trunca antes de tiempo.

 



Irene Nemirovsky, 1903, Kiev-1942, Auswitch.







Judia ucraniana, hija de un banquero.



Hija única.




Huyen de la revolución rusa y tras un año en Finlandia, llega a Francia en 1919.


Se casa con Michel Epstein en 1929, tienen dos hijas.

No se le concede la nacionalidad francesa (1938), la familia se convierte al catolicismo en 1939.

El matrimonio es deportado en 1942, las hijas sobreviven escondiéndose.

Terrible relación con su madre.

 

Nancy Mitford,
1904, Londres-1973, Versailles, Francia, restos en la Iglesia de Santa Maria, Swibrook, Oxfordshire, junto con sus padres y hermanas.



Hija del barón de Redesdale, alta sociedad inglesa.


La mayor de seis hermanas. Volveremos sobre ellas.


Frecuenta a los Bright Young People (Evelyn Waugh entre ellos). Su abuelo materno es el fundador de Vanity Fair.


Casada con Peter Rodd, divorciada sólo en 1958, desde 1945 amante de Gaston Palewski.

Novelista prolífica.






Más de veinte novelas.
1929 Primera novela

1930 El Baile.

-     Suite Francesa, se publica en 2004, descubierto el manuscrito en una vieja maleta salvada por las niñas.

-     Unas 21 novelas, de las cuales varias (6) publicadas póstumamente.

Novelista, biógrafa, periodista, gran correspondencia, al parecer muy interesante.



Unas ocho novelas:

1931 Primera novela.

1949 Amor en un clima frío.

Un tomo de textos periodísticos y de crítica, el famoso ensayo Noblesse Oblige.

domingo, 22 de octubre de 2017

OTOÑO

El campo que nosotros paseamos tiene asfalto y aceras. Por la tarde del sábado hay menos coches. Donde la anchura de la acera acaba, aparece la lengua de tierra que a lo largo de la carretera separa la calle del acceso a las urbanizaciones y que a tramos está ajardinada. Hierba, rosales, algún arbusto: durillos o aligustres tallados. También hay árboles, y como el aire está limpio, mirando a lo alto mientras andamos cuesta arriba, nos hacemos la ilusión de que estamos en la verde campiña, en las sierras, en los montes; que pisamos arena al andar esta cuesta arriba y que cruje bajo las pisadas, y que hay hierbas altas que nos rozan al pasar.

Lo cierto es que alguna vez que vamos a un campo, a cualquiera, tampoco quiere la gente andarlo. Hay que comer, bregar, fregar y con la sobremesa llega la somnolencia, y luego eso de ponerse en movimiento es cansado y lo de andar una obsesión. Así que se deja para otro rato. Por eso nos gusta este campo con su asfalto, su césped, sus durillos y sus árboles. Porque es un campo posible, real, es el que pisamos, este y no otro. Con la mirada puesta en las alturas. El viento mece la copa de los árboles y empuja las nubes de este cielo limpio de otoño; son las mismas nubes de esos otros campos lejanos, más solitarios y sencillos. En este de aquí no hay animales, si exceptuamos algún vecino, los perritos tan feos y ridículos, que pasea la gente y los miembros de alguna secta o tribu urbana que son también feos, con sus rastas, y como sucios y como los perros llevan correas y cadenas. Es un motivo más para andarse por las ramas, las copas, las nubes.

Se ha metido una tarde otoñal, la primera. Viene sin duda con este aire que no llega a frío pero que ya es fresco, y ha barrido el calor sofocante de esta mañana. Con el otoño llegan las ganas de pasear, de fijarse en la luz cambiante. Y una cierta melancolía. Caerán las hojas de los árboles y morirán los viejos, los enfermos, la gente, por un descuido, por dejarse atrapar en un momento de inadvertencia por esta como melancolía que trae este aire que no llega a frío, que es impertinente. El perrito con el que nos cruzamos tiene una buena patada, pero que quiere usted, pese a ir con los zapatos adecuados, nos aguantamos por aquello de portarse bien. Se arrastran las primeras hojas por las aceras, parecen de chopo. Quién sabe. Es este un campo variado: una mimosa asoma por encima de una tapia; en una parcela cercada cubierta de tamuja vemos casi una pimpollada y, en una esquina, como saliendo de la pared a ras de suelo, una higuera ya crecida. Hileras de plátanos robustos, recuperados de la terrible poda de hace un tiempo, tal vez un año o dos. Hileras de chopos tristones, mecidos por el aire, vencidos por la luz que declina. Una acacia solitaria puntiaguda, prunos, arizónicas, gigantescas adelfas, pinos inmensos, y los sauces. Un seto de parra virgen ya se ha teñido de color rojo vino, o sangre. También hay ciclistas. ¿A usted le gusta apalear ciclistas? ¡Hombre pero que cosas dice!

Hay también un jardincillo parroquial. Es casi un amago de jardín, pero con su planta rectangular delimitada por un seto de mirto se da como aires, como importancia y resulta atractivo en su altanera modestia. Dentro del seto un abeto y una adelfa por ahora más alta que el árbol. Tal vez uno de esos abetos navideños, plantado en el jardincillo al terminar las fiestas. En los jardines de algunos Reales Sitios, en el siglo XIX plantaron especies de coníferas sin saber muy bien lo que darían de sí. Hoy son árboles descomunales que parecen como zamparse los jardines neoclásicos que crecen temblorosos a sus pies. Más allá del seto, una tapia blanca, de media altura, con verja y arriates de flores, begonias y tajetes naranjas todavía en flor. Y a un lado un inmenso ciprés o similar, que nos da idea de lo que podrá llegar a ser el abeto de este pequeño jardín parroquial. ¿Llegaremos a verlo? Habrá que pasar el otoño primero. Hombre pues claro, que cosas tiene.
De los diarios del gran polígrafo Alcides Bergamota Elgrande.
(Cortesía de Calvino de Liposthey, anticipo de publicación)

sábado, 21 de octubre de 2017

GALERÍA DE TIPOS FÍSICOS, SECCIÓN FUMADORES: JOHN COLTRANE Y UNOS AMIGOS.





FEDERICO DE ROBERTO

La palabra Revolución le escocía los labios y le hacía palpitar el corazón; y el deseo más ferviente, íntimo y sincero de su ánimo era que hubiera el doble de carabineros que de ciudadanos; pero dado que el viento soplaba de otra parte, buscaba la compañía de los radicales más notorios para decirles: “La República es el régimen ideal, el sueño sublime que un día se hará realidad, porque quiere hombres perfectos, virtudes diamantinas, y el progreso constante de la humanidad nos hace prever el día de su cumplimiento”.

Federico de Roberto, Los Virreyes. 

LA POÉTICA DE SINFOROSO GARCÍA POTE. VI.

COLORES DE POLIGÓ.




miércoles, 18 de octubre de 2017

¿Dónde esta nuestro Valle-Inclán? Más sobre el ASUNTO, que le vamos a hacer. Esta vez sobre este gobierno de capones que es el español.


La vicepresidenta del gobierno español ayer respecto del asunto Catalán y de la respuesta dada por Puigdemon: "Nadie ha tenido tan fácil una respuesta y nadie ha tenido tan fácil evitar que se aplique la Constitución". Esta mañana el presidente del Gobierno, en la misma línea, decía durante la sesión de control lo siguiente: “Va a obligar al Gobierno a tomar decisiones que sería mejor no hacerlas nunca.” Esto es lo que queda de nuestro estado de derecho. Esta señora y este señor son la encarnación andante de un esperpento de Valle-Inclán. Si el autor de Farsa y licencia de la reina castiza estuviera vivo, el asunto catalán sería un inagotable vivero para la sátira más salvaje. Con una diferencia seguramente: Alguna ley se aplicaría al autor para no dejarle publicar el esperpento. Tablado de marionetas para escarnio del despreciado vulgo (que somos los que estamos fuera del sistema de partidos); Farsa y desparpajo del gobierno flan; Comedias de bárbaros diálogos o Escenas bufas de una democracia fallida.
¿No habrá ningún ministro que avergonzado presente su dimisión? ¿No habrá ningún ministro, ningún dirigente del partido que alce la voz ante lo que vimos ayer, el PP impidiendo que se aprobara la propuesta de Ciudadanos contra el adoctinamiento en el sistema educativo catalán mientras los radicales del congreso –catalanes y PNV- hacían cortes de manga y daban lecciones de moralina?

Porque esto ya no es un problema catalán, o de Cataluña. Gente que se salte la ley siempre habrá. Lo extraordinario es ver a todos estos ministros funcionarios, registradores de la propiedad, abogados del estado, jueces, empeñados en no cumplir la ley y en no hacerla cumplir, negociando bajo cuerda, amigos del chanchullo más infame, utilizando expresiones como "volver a la legalidad" como si el reo de un delito penal pudiera simplemente dar marcha atrás, como si no hubiera pasado nada, y, en definitiva, riéndose de nosotros y haciendo trizas el estado de derecho. Todos estos funcionarios-juristas olvidando que los nacionalistas en Cataluña son una minoría, razonando como si por boca de los radicales hablara la región en su conjunto, como si fuera Cataluña el sujeto de derechos y no cada catalán, individualmente, por su condición de español. No estamos desde hace mucho ante un problema catalán, sino ante un problema español, de derrumbe del sistema. Lo primero las clientelas y el pesebre, la partitocracia a cualquier precio, preservar el tinglado como sea. Y al español de a pie, ni caso, aunque salgamos a miles a la calle.

Para el Heraldo de Nava,
Genaro García Mingo Emperador

jueves, 5 de octubre de 2017

MARIANO RAJOY EN EFE (y perdonen la tabarra, ya hablaremos del futuro de Cepogordo)

Camino de convertirse en uno de los personajes más viles de la historia de España, el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, callado como una tumba desde que el martes hablara el Rey con tanto acierto, y después de nuevas declaraciones del golpista Puigdemont riéndose de todos nosotros, da una entrevista a la agencia EFE afirmando lo siguiente:

¿Tiene una solución? Sí, y la mejor es la pronta vuelta a la legalidad y a la afirmación a la mayor brevedad posible de que no va a haber una declaración unilateral de independencia, porque con eso además se evitarán males mayores.

La mejor solución, y creo que eso lo compartimos todos, es la vuelta a la legalidad, que es que todas aquellas personas y gobernantes que han decidido por su cuenta y riesgo liquidar la ley y situarse fuera de ella, vuelvan a la legalidad.

En el contexto actual, en pleno golpe de estado, las declaraciones se comentan por sí mismas, así que no les aburriremos con una glosa. Son de una bajeza, de una miseria moral y de una ramplonería que incluso viniendo de un personaje tan siniestro y falto de principios como Rajoy causan asombro. Su antijuricidad es completa, absoluta. Enmiendan la plana al Rey y desde luego no hacen sino apuntar al pasteleo, a la solución de consenso, choricera, a la componenda ilegal que de llevarse a cabo, como sociedad, y después de lo que ha pasado, nos dejaría prácticamente fuera de combate.

Si yo liquido la ley, si yo me sitúo fuera de la ley, tendré que apechugar con las consecuencias y sufrir el castigo previsto por el ordenamiento jurídico. De lo contrario estamos en un país sin ley. Y desde luego no dependerá de mí volver a la legalidad. Puedo no continuar delinquiendo, pero los delitos cometidos ahí están. Hay un ordenamiento jurídico, un código penal y todo ello debe cumplirse con el máximo rigor.

Esto sólo puede acabar de una manera si queremos que acabe bien: con penas de cárcel para todos los responsables –incluido el presidente del gobierno si sigue sin actuar- con las accesorias de inhabilitación e indemnización de responsabilidad civil. Puigdemont, Junqueras, Trapero y todos los demás, a la cárcel esposados y por muchos años. Esta es la gran oportunidad que tenemos todos los españoles para enderezar de una vez el estado de las autonomías y nuestra fallida democracia. No podemos dejar que un miserable termine de hundirnos. El camino lo marcó claramente el Rey el martes en su discurso.

Pensábamos que tal vez no sería necesario acudir a la manifestación convocada para el sábado que viene, pero a la vista de la actitud de Rajoy, buscando el apaño con los golpistas separatistas que parece que se entibian a la vista de lo que se les viene encima, no vamos a tener más remedio que ir. Exigimos que se cumplan las leyes, que el gobierno las haga cumplir, que se detenga el golpe de estado, que se detenga los responsables de haberlo organizado y se les juzgue, que se intervenga la autonomía y se impongan en toda España la ley, el orden, la libertad y la igualdad ante la ley de todos los españoles.

Para el Heraldo de Nava
Alcides Bergamota el Grande y firmantes.

(siguen cientos de firmas en prueba de adhesión a cuanto se ha señalado). 

MARIANO EL INMÓVIL O EL GOBERNANTE QUE NO GOBIERNA

Pese a su formación jurídica y su larga experiencia en la cosa pública, parece que el Presidente del Gobierno desconoce que su única función es gobernar. 

Gobernar, en español y según el Diccionario de la RAE es, en su primera acepción mandar con autoridad o regir algo y en su segunda acepción dirigir un país o una colectividad política.

Uno diría que el asunto está claro, pero por sus actos y omisiones, para Mariano gobernar debe de ser no hacer nada y esperar a que las cosas se vayan pudriendo y otros le vayan sacando las castañas del fuego.

De las cuestiones que planteaba en mi última entrada ya hemos despejado una. Me preguntaba dónde estaba el Rey, Jefe del Estado y garante de la unidad de España. Pues bien, ya lo sabemos, el Rey Felipe VI se ha puesto en primera fila y les ha recordado a los golpistas y a los inactivos responsables del gobierno las obligaciones de unos y otros.

El Rey, de momento, no puede hacer más, el siguiente paso sería ponerse el uniforme y ordenar a las fuerzas armadas que ocupen el territorio sublevado o ir a Moncloa y sacarle a patadas al inútil de Mariano forzando una crisis de gobierno.

Conociendo España y la tendencia a los bailes en la sombra y las operaciones detrás de bambalinas, no me extrañaría que a Mariano le acaben torciendo el brazo para que haga lo que tenía que haber hecho hace meses, si no años, pero a estas alturas y ante su flagrante inacción está claro que haga lo que haga será a regañadientes y obligado por fuerzas externas a su círculo íntimo.

La que está políticamente muerta y enterrada es Soraya. Ha bastado un envite serio para que se le vean sus auténticas entretelas. Su ejecutoria es ridícula, su protección de los medios que apoyan al Golpe es sencillamente escandalosa y me pregunto si no podría ser objeto de una futura investigación judicial.

Ayer asistimos a una nueva declaración televisada del golpista Puigdemont que se permitió el lujo de contestar en público al Rey y reclamar una "mediación" como si en vez de un golpe y estar en España el fuera el líder de la isla de coco pelado y estuviera en un proceso de descolonización setentero. 

Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta la sociedad española consiste en que grandes capas de la misma llevan cincuenta años comprando la basura intelectual de la izquierda revolucionaria y eso explica las protestas por la "violencia policial", la no asunción de responsabilidades ciudadanas, las apelaciones a derechos de autodeterminación, conflicto internacional, mediación y demás monsergas a las que se han dedicado decenas de miles de páginas escritas por descarriados mentales y dirigidas a un público indigente y amoral que tras leer algunas de esas doctrinas en versión abreviada se consideran preparados intelectualmente para defender cualquier sandez de siniestras consecuencias.

Que los apoyos de Puigdemont vengan, entre otros de Pablo Iglesias y de determinados miembros de la jerarquía eclesial no debe sorprendernos ya que comparten las mismas inspiraciones intelectuales de la izquierda, lo que si puede sorprender a los votantes bien-pensantes del PP es que haya gentes en ese grupo de poder que compartan esos postulados y permitan la continua, persistente e infatigable acción de laminación de la idea de España.

Quizá esta catarsis que nos toca vivir tenga el efecto positivo de abrir los ojos e iluminar las conciencias.

Mientras Mariano permanece parado, inmóvil, atenazado, escondido y sus ministros no dan el paso y se mantienen a su misma altura, la del enano moral. 

martes, 3 de octubre de 2017

EL DISCURSO DEL REY

Esperamos con cierta ansiedad el discurso del Rey. Esperamos que anuncie la suspensión de la autonomía de Cataluña y no que nos suelte monsergas sobre diálogo... en catalán. Tengamos confianza.

EL GOLPE DE ESTADO EN CATALUÑA CONTINUA ANTE LA INACCIÓN DE LA AUTORIDAD COMPETENTE

Llegamos al martes 3 de octubre de 2017 y el golpe de estado perpetrado por el separatismo catalán y apoyado por amplias capas del poder continúa su avance ante la inacción de la Autoridad Competente, el gobierno (completamente fallido y vergonzante) de Mariano Rajoy.

A lo largo de esta mañana las calles de Cataluña han aparecido invadidas por agitadores profesionales, apesebrados del separatismo y tontos útiles que se están dedicando a la comisión de diversos delitos amparados por la burbuja de falso pacifismo que se ha instalado en España desde que la Policía Nacional y la Guardia Civil actuando en defensa del Estado de Derecho y en cumplimiento de la Ley repartieron cuatro palos a la masa amorfa que se agolpaba tumultuariamente.

Ante esta situación de extrema gravedad la acción del gobierno brilla por su ausencia. España, humillada e indefensa, asiste a una dejación de funciones y a una falta de dirección que raya en la traición.

Para colmo del  absurdo, en el día de ayer y con ocasión del día de los Ángeles Custodios, el ministro del Interior tuvo la desfachatez de imponer una medalla del mérito policial al segundo el mando de los Mossos de Squadra. 

Es incomprensible y de todo punto inexplicable que el Sr.Ministro, a la sazón Magistrado, no haya presentado su dimisión tras negarse a premiar a un sujeto que ejerce el mando de un cuerpo en rebeldía contra el Estado.

Pasan las horas y el desconcierto crece.

¿Actuará el Gobierno?

¿Se consumará oficialmente la declaración de independencia y la proclamación de la República Catalana?

¿Dónde esta S.M. El Rey Jefe de las Fuerzas Armadas garantes de la integridad de la Nación Española?

Nadie parece poder dar respuesta a estas cuestiones.

lunes, 2 de octubre de 2017

VERGÜENZA E INDIGNACIÓN: ¿HA QUEDADO ESPAÑA ABANDONADA A SU SUERTE?

Ayer, jornada lamentable que quedará marcada en la memoria de todos los españoles como una fecha en la que la indignidad, la mentira y la cobardía se apoderaron de la sociedad y la sometieron a la dura prueba de contemplar avergonzada su debilidad. 

El gobierno de España presidido por Mariano Rajoy Brey dejó herido de muerte al Estado de Derecho y tiró por tierra el encomiable trabajo de miles de funcionarios de las carreras judicial y fiscal, de la policía y la guardia civil.

Asistimos entre atónitos, avergonzados e indignados al triunfo de la mentira, la manipulación, el ensalzamiento de la debilidad intelectual y moral. No sé que era peor, si las colas de gentes clamando por una falsa libertad o las caras de satisfacción de los manipuladores en pleno éxtasis de su mal hacer.

El separatismo, usando de tonto útil a una parte no pequeña de la sociedad catalana entregada al sentimentalismo y la inmadurez, consiguió un triunfo propagandístico de primer orden convirtiendo a la Policia y a la Guardia Civil en fuerzas de represión adornadas por instintos criminales y condenadas (sin el menor atisbo de presunción de inocencia) por haber cometido toda suerte de tropelías y desmanes, la mayor parte de los cuales han sido inventados y recreados hasta la extenuación por el bucle manipulador.

Nos lo podían haber ahorrado. Si se trataba de rendirse con armas y bagajes más hubiera valido que el gobierno no hubieran enviado refuerzos a Cataluña ni se hubieran prometido acciones que no se pensaban realizar.

Sólo caben dos explicaciones; o el gobierno es el conjunto más notable y acabado de cobardes, memos e inútiles que se han conocido en la Historia reciente de Occidente o están en "algo más" que desconocemos y que se han cuidado mucho de ocultar.

Fiar todo a la acción de control policial por parte de los Mossos d'Esquadra y desconocer por completo cuales iban a ser las tácticas de manipulación del separatismo resultan decisiones incomprensibles.

Hace un mes, a raiz de los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils se vió cual era el material humano y la posición política adoptada por la Generalidad.

¿Con estos datos alguien en su sano juicio podía esperar que el 1 de octubre las fuerzas de orden de la Generalidad fueran a actuar de otra forma?

¿No tenía el Gobierno información de qué pasaba en Cataluña? Y si la tenía ¿por qué se la han pasado por la palomilla?

El gobierno de Mariano Rajoy y su corte se limitaron a negar la realidad tomando por imbéciles a toda la ciudadanía española. Mariano Rajoy y su gobierno ha mentido a los españoles, mirándoles a la cara y sin pestañear.

El resto de partidos del arco parlamentario que no están directamente involucrados en el apoyo al golpe se han escondido como conejos ante la presencia del hurón sediento de sangre.

Un día después de consumarse el primer paso del golpe de estado y con un anuncio de  la próxima proclamación de la denominada "República Catalana"  no ha pasado nada. Ni dimisiones, ni detenciones, ni intervenciones, ni explicaciones ni nada de nada salvo la misma cantilena sorda y siniestra expelida como un balido por los mismos corifeos de este drama de estupidez e irresponsabilidad.

El colmo, la guinda del pastel, ha sido el anuncio esta tarde (El Pais) según el cual "la situación en Cataluña" no se debatirá en el parlamento hasta el 10 de octubre o bien al día siguiente...para que darse prisa señores si total sólo se trata de frenar un golpe de estado que pretende desgajar una parte de la Nación.

La sensación general entre las gentes de bien es de total y absoluto desamparo. Parece que no hay límite a la hora de pisotear valores, personas, símbolos, instituciones, tradiciones. 

La mentira se ha adueñado de las conciencias y los cerebros, los medios de comunicación se han unido en bloque casi sin fisuras en la labor destructiva y golpe a golpe se va desmontando todo el entramado de lo que hasta hace poco conocíamos como España.

El papel ejercido por la mayor parte de los medios de comunicación, sus propietarios y profesionales ha sido particularmente grave y siniestro. Pocas veces se ve un caso más acusado de debilidad intelectual, de sectarismo, de afán de revancha y odio, de regodeo en lo más bajo y lo mas ruin del ser humano. Da asco su entrega al poder, su docilidad ante el que les paga, su abandono del mas mínimo criterio. 

Ante las olas de la tormenta que va comiéndose poco a poco el espigón lo único que exhala la ciénaga política es un término vacío y viciado: "dialogo" 

Aquellos que se hayan unido a golpe, ya sea manipulados, bienintencionados sin seso o enajenados no pueden convertirse en excusa para dejar de actuar conforme a la razón y la justicia. 

El 38% (teórico, supuesto, informado, asumido pero no confirmado ni verificado y por tanto no cierto) de catalanes que votaron ayer no otorgan legitimidad, derecho ni razón para ser la base sobre la que los separatistas y delincuentes consigan imponer su maldad.

Con el que quebranta la ley o la abusa en su propio beneficio no puede haber diálogo.

El que no sabe respetar y defender la paz social y la seguridad ciudadana no puede dialogar nada.

Si todo esto se debe a "algo más", al curso de unos planes trazados donde cada parte (Gobierno, separatistas, medios, agitadores etc...) juega su papel en una siniestra obra de destrucción de España no lo sabremos ahora ni probablemente en mucho tiempo, lo que si está claro es que no existiendo ese "algo mas" es imposible hacerlo peor ni provocar tanto dolor ni tanta zozobra. 

O Mariano Rajoy y su gobierno adoptan medidas ejemplares con urgencia o serán responsables de acelerar aún más un golpe que puede ser nefasto para España como hasta ahora la hemos conocido.

¿Ha quedado España abandonada a su suerte?

¿Seremos la última generación de españoles que vivan bajo el proyecto común de la España de destino universal?

¿Podremos dar la vuelta a esta grave situación y poner los fundamentos para reorganizar la convivencia sobre las bases de la verdad, el compromiso y la solidaridad?.

Con los políticos actuales y sin combatir la amenaza revolucionaria y mundialista no, esa es la clave que hay que desentrañar.