jueves, 27 de marzo de 2014

DE LOS FALSOS DIÁLOGOS, OTRA VUELTA DE TUERCA EN TORNO A LA SECESIÓN.

Los periódicos digitales nos informan de las declaraciones que ha hecho esta misma mañana Miguel Roca durante un foro empresarial en Barcelona.

Al parecer, el señor Roca, "padre" de la Constitución de 1978 ha instado al gobierno de España y al de la Generalidad a sentarse a negociar.

Pero vamos a ver, señor Roca, ¿que quiere usted que "negocie" una parte de la Nación española con la otra? 

Roca sabe muy bien que Cataluña no es sino una parte de la Nación española (Articulo 2 de la CE 1978) y su autonomía no les concede un estatuto nacional propio.

Los separatistas quieren que Cataluña deje de formar parte de España. Dejando de lado la opinión que esa postura me merece, esto solo podría suceder si el sujeto de la soberanía nacional (el pueblo español) llega a un acuerdo al respecto.

Como Mas, ERC y el resto de actores del movimiento independentista catalán saben que el pueblo español no les va a regalar una parte de España para colmar sus delirios, han adoptado una estrategia de amenaza e imposición, una política que quiere ser de hechos consumados.

Si el gobierno de Rajoy se sentará "a negociar" como propone Roca de lo que podrían hablar es de dos cosas; o bien de la reforma de la Constitución de 1978 o bien de otras acciones o medidas que no impliquen la reforma pero que endulcen el paladar nacionalista.

Si Rajoy, y esto es política ficción, quisiera caminar por la senda de la reforma, asumiendo que podría ser el final de los cinco siglos de Nación española, no tendría que sentarse ni con Mas, ni con nadie, sino que tendría que presentar una iniciativa ante las Cortes.

Dado que la reforma implicaría una revisión del Título Preliminar de la Constitución, tendría que aplicarse lo establecido en el Artículo 168 de la misma y eso implica la apertura de un proceso que a esas alturas de la historia de España no parece ni sencillo ni muy oportuno, máxime cuando el "detonante" no pasa de ser un capricho glandular de una cuadrilla de extremistas, demagogos y delincuentes.

Si Roca se refiere a que deben sentarse a negociar los políticos Rajoy y Mas para ver como puede "colarse" la reforma de tapadillo (Roca tiene atesorada experiencia en estas faenas ya que lo hizo en la CE de 1978) y así calmar los ánimos de unos y otros, me temo, que las cosas han llegado a un extremo en el que parece muy difícil que lograran su propósito sin generar una situación de inquietud popular de muy difícil manejo.

Otra cosa sería (seguimos con la política ficción) que el PP perdiera por completo la cabeza y que Mariano se abstuviera de hacer nada en absoluto dejando a los independentistas que hicieran su revolución y proclamaran la independencia de facto, e iniciaran una pantomima de ocupación de calles y sedes de órganos del estado. 

Esa opción también se nos antoja difícil ya que el gobierno del PP tendría que ir dejando hacer paso a paso y soportando las consecuencias públicas de su inacción, amén de la desafección interna que esto provocaría.

Dado que no creo que vaya a producirse ni uno ni otro escenario, entonces lo único de lo que pueden hablar Rajoy y Mas es de la cantidad y calidad de la "vaselina" que los presupuestos generales (es decir nuestros impuestos) pueden aplicar a la comezón separatista.

¿De eso quiere usted que hablen Sr Roca? Si es así dígalo, y si no, si a lo que se refiere es a las otras opciones arriba apuntadas dígalo también pero claramente, sin tapujos, sea valiente y díganos, por una vez, lo que piensa de verdad.






martes, 25 de marzo de 2014

LA SEGURIDAD PUBLICA, PRIMER DEBER DEL GOBERNANTE, ANTE LA VERGÜENZA DEL 22 DE MARZO

Las escenas de la paliza propinada por los criminales de extrema izquierda a los miembros de la Unidad de Intervención Policial son escalofriantes y encierran un mensaje intolerable.

La primera y primordial función del gobierno (ya se este municipal, autonómico o nacional) es garantizar la seguridad ciudadana. 

La sociedad otorga al gobierno el ejercicio de la fuerza para garantizar su seguridad.

La educación, la sanidad, la cultura, las vías públicas, todo eso va muy por detrás de libertad y seguridad ciudadanas.

Si no se puede caminar libremente por las calles sin temor a la acción de los criminales la acción de gobierno ha fracasado por completo.

La Policía es y debe ser la representación de la autoridad nacional y por tanto son sujetos que deben gozar de una particular protección y de un prestigio y respeto máximos.

Lo sucedido el sábado pasado en Madrid es, simplemente, intolerable. 

No hay excusas ni explicaciones. Hoy leo en la prensa que existen sospechas de que las órdenes de aguantar y no repeler dadas a los miembros de la UIP se debía a la presencia de observadores internacionales. Espero que no sea cierto, de serlo, justificaría la dimisión de toda la escala de mando del Ministro del Interior para abajo.

El denominado centro derecha encarnado por el PP ha dado numerosas muestras de su tibieza en el uso de la fuerza, es uno de sus típicos y mas peligrosos errores.

Con la seguridad pública no puede jugarse. La actuación policial debe ser rigurosa y contundente. 

La calaña revolucionaria, sea del signo que sea, debe saber que si tratan de tomar la calle e imponer el desorden se encontrarán con la fuerza del orden que se impondrá con todo su vigor, sin ensañamientos ni irregularidades pero con toda contundencia y con el grado de fuerza que sea preciso.

A todos los que se les llena la boca hablando de las democracias de nuestro entorno y mirándose en el espejo del Reino Unido, Francia o Estados Unidos, les recuerdo que en esas naciones que ellos consideran "espejo" el ejercicio de la fuerza en defensa del orden público es algo con lo que no se juega ni se negocia.

Si quieren imitar a otros, que empiecen por imitar lo que es digno de copiarse y no los balbuceos ñoños, las melindres del bostezo y la poltrona, los temores al apelativo. ¡Cuanto mal se hace y se consiente para que a uno no lo bauticen de facha en las televisiones de la progresía!

Sanglier.

OTRA SOCIEDAD ES POSIBLE

No deja de tener un cierto tinte poético la coincidencia en los homenajes a Azkuna y Suárez. 

Dos personalidades muy distintas, dos situaciones alejadas, dos acciones políticas de muy diferente calado y sin embargo, en ambos casos, han recibido el sincero homenaje por parte del pueblo anónimo, del ciudadano desconocido que sin que nadie le empuje a ello se planta en la calle, en una iglesia, en una plaza y agradece al político que ha hecho algo por el bien común.

Las imágenes de ayer en Bilbao tienen a mi juicio una lectura sumamente positiva. 

Señores del PNV, tomen buena nota, otra sociedad es posible. Revolucionarios de izquierda separatista, tomen nota, la sociedad vasca, la sociedad española no quiere dictaduras marxistas ni proclamas manchadas de sangre inocente. Señores del PSE, ya está bien de hacer la revolución soterrada, ya está bien de alentar odios y divisiones. Señores del PPPV, escojan a los mejores y no aúpen a mas niños inanes sin nada que aportar. 

De todos ustedes depende que en la próxima década se construya otra sociedad, los mimbres existen.

Ayer los Príncipes de Asturias y los representantes del gobierno fueron recibidos en Bilbao entre aplausos y créanlo, los que aplaudían no eran ni votantes del PP ni patriotas de pulserita nacional sino gentes de todo tinte e ideología, muchos nacionalistas vascos, muchos no nacionalistas de esa derecha que no tiene representación, socialistas, no alineados de todas clases, edades y condiciones y una vez mas, mucha gente mayor que ha vivido los últimos sesenta o setenta años en una sociedad enferma y enloquecida y que las han pasado canutas.

Los españoles (ya sea en las provincias vascongadas o en cualquier otro rincón) lo que necesitan y aprecian son políticos decentes orientados al bien común. Están hartos de chorizos, tahures, malenis, mases y demás ralea.

Si no me creen, comprueben ustedes los índices de abstención. Mucha gente no vota porque está harta de los políticos profesionales que sólo buscan mantener su esfera de poder.

En la despedida de Adolfo Suárez las gentes entrevistadas repiten algunas palabras que me parecen capitales: "honradez", "entrega", "valentía", "patriotismo", "diálogo"...

No soy tan inocente como para pensar que a partir de ahora se producirá una catarsis que trocará a los politiquillos de quinta en gigantes, ahora bien, si espero que quede grabada en la mente de las gentes que otras formas son posibles y que el tan denostado pueblo español no es la masa borregil y lamentable que los propios políticos creen y a la que maltratan sin piedad ni vergüenza.

Pasarán los lutos y volverán las gentes a lo suyo. Quizá todo quede en unos efímeros homenajes pero por unas horas se han dejado ver las entretelas de una sociedad latente a la espera de unos líderes que la conduzcan a una situación mejor.

No puedo dejar de consignar el espectáculo lamentable ofrecido ayer en el Congreso por dos personajes como Pujol y Mas. Pujol que sabiendo bien lo que hacía dinamitó el consenso para lanzarse a una loca carrera independentista dejando a su paso un reguero de latrocinios y mendacidades. 

Y Arturo Mas, que de nuevo no perdió ocasión de dar buena muestra de su altura moral e intelectual y  no tuvo empacho en aprovechar que el cuerpo de Suárez estaba aún caliente para emplear su figura como ariete con el que golpear al gobierno e insistir en sus locuras, sus mentiras, su maldad. 
Tan asquerosa fue su intervención que hasta un político de acrisolada doblez como Roca no pudo aguantarse y afeó públicamente la inoportuna y anti estética actuación del representante de todos los catalanes.

Creanme, otra sociedad es posible, sobran ciudadanos pero faltan líderes.

Sanglier.

lunes, 24 de marzo de 2014

ANTE LA MUERTE DE ADOLFO SUAREZ

Ha muerto Adolfo Suárez, Dios lo acoja en su seno.

A escasos metros de mi despacho se agolpan miles de españoles en fila silenciosa. 

En Madrid hace una tarde fría. El cielo amenaza lluvia, es una jornada desapacible de primavera en la que el sol no acierta a imponerse pese a los tímidos rayos que a ratos iluminan el granito del Paseo del Prado. 

Una larga fila de semblantes tristes, gente de edad madura, ancianos, algún joven, los menos. 

Figuras que aguardan en silencio para rendir su homenaje al hombre, al político, al personaje público que fue Adolfo Suárez González. 

Paso a su lado. La mayor parte de los españoles que se alinean forman parte de las generaciones que vieron, escucharon y probablemente votaron a Adolfo Suárez.

No se han cumplido todavía cuarenta años desde aquel histórico 1976 en el que Adolfo Suarez consiguió la aprobación de la Ley de Reforma Político, punto de partida de un "nuevo orden" cuyo siguiente gran hito fue  la Constitución de 1978. 

Dice Ricardo de la Cierva en su Historia total de España que la transición tuvo tres grandes protagonistas: el rey, la iglesia y el ejército y que el papel de Suárez no fue protagonista en cuanto decisivo ya que de no estar él otro hubiera se hubiera ocupado de su papel.

Estoy de acuerdo con Ricardo de la Cierva en cuanto al protagonismo indiscutible del rey, de la iglesia (lamentable papel) y del ejército (no menos triste) si bien discrepo un poco en cuanto a la figura de Adolfo Suárez ya que se me antoja que pocas personas han tenido en su vida la oportunidad de desempeñar un papel para el cual estuvieran mejor caracterizados.

El rey hizo lo que hizo asesorado por otros y en gran medida siguiendo un plan que le era conocido y querido desde muchos años atrás, cuando era aún el heredero por la gracia de Francisco Franco.

Adolfo Suárez fue el brazo ejecutor de los designios del rey, con el que estaba de acuerdo en muchos aspectos y con el que se entendía muy bien.

Adolfo Suárez era un hombre de acción. En sus "años de gloria" desplegó una actividad incansable y asumió muchos riesgos con una audacia rayana en la temeridad.

Adolfo Suárez no era un ideólogo ni un intelectual y sus grandes errores (que no fueron pocos) trajeron causa de su falta de conocimiento, primero de la Historia y luego de la condición humana.

Pienso que Adolfo Suárez actuó movido por buenas intenciones y que en su corazón abrigaba un sueño, quizá algo inmaduro, pero esencialmente noble.

Creyó sinceramente que era posible constituir un nuevo régimen que funcionase mediante un mecanismo democrático de corte parlamentario. Quizá aquí pecaba de desconocimiento acerca de la realidad práctica de las democracias de corte anglosajón.

También es posible que creyera sinceramente que los males causantes del desastre del 36 (muy vivos en 1978) quedarían conjurados bajo el influjo benéfico de la Constitución de 1978.

Lo que estoy seguro es que no esperaba que las fuerzas que se avinieron al consenso de la transición se comportaran con la terrible deslealtad y falta de honradez con la que se comportaron. Esa fue, y no otra, la causa de que la transición haya quedado incompleta.

Adolfo Suárez, una vez completado su papel de líder dinamizador del cambio de sistema fue apartado en una esquina con toda frialdad. 

Sus intentos del CDS no resultaron sino un canto de cisne y al final se echó a un lado para vivir las últimas décadas de su vida peleando contra las terribles enfermedades que asolaron primero su casa y luego a su propia persona.

Considero que los errores de Suárez no fueron tanto por empecinamiento o mala fe cuanto por desconocimiento y muy mal asesoramiento por parte de una mayoría liberal y democristiana que más tarde, de manera individual y fragmentaria ha ido entonando el mea culpa en distintos foros y formas. 

Las soluciones adoptadas en torno a los partidos políticos, el papel del ejército, la querella foral vascongada y navarra, el separatismo vasco y catalán y otros tantos asuntos que siguen hoy sin resolver se apostaron al caballo de la nueva constitución y se pusieron bajo el manto protector del consenso.

Grave error. Las autonomías se emplearon para subvertir el nuevo sistema desde dentro y los garantes del consenso se convirtieron en los primeros conculcadores del mismo.

¡Cuantos palos recibió Adolfo Suárez de sus compañeros de dentro y fuera del hemiciclo! 

Muchos de los que hoy sueltan lágrimas de cocodrilo y cantan las alabanzas del líder difunto han sido Judas y Brutos.

Pese a todo esto, la figura política de Adolfo Suárez sale muy reforzada después de casi cuarenta años de experiencia democrática. Los políticos que le han sucedido no le han llegado ni a la suela del zapato en cuanto a seriedad, compromiso, tesón y patriotismo. Aznar tuvo algunos momentos en que estuvo cerca, luego perdió el paso y se dejo llevar por sendas oscuras y triunfalismos horteras.

No deja de ser curioso que muchos de los errores de Aznar tuvieron las mismas causas que los de Suárez. Poco conocimiento de cómo está organizado el poder mundial, defectuosa calibración de los personajes que le rodeaban y visión muy parcial de la realidad de España.

El legado de Suárez ha tenido un impacto muy limitado en el tiempo y de muy escasa profundidad.

La responsabilidad esencial no fue del todo suya, ni mucho menos. Suárez lideró un cambio de sistema que requería unos políticos con altura de miras y capacidad de servicio y sacrificio. Sucedió todo lo contrario.  

El PSOE hizo la revolución desde dentro y cambió España. Los mandatos combinados de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero
han supuesto la más profunda y vertiginosa alteración sufrida por una nación occidental hasta la fecha. El papel del PP no ha ido más allá del de comparsa acomplejada. 

La responsabilidad de los políticos autonómicos ha sido, igualmente, enorme. La ambición por el poder, la corrupción galopante, la falta de lealtad, la tergiversación han conducido a la situación actual. 

El equilibrio en pro de un bien común por el que luchó Adolfo Suárez no se ha conseguido es por ello que sostengo que la transición quedó incompleta.

El régimen implantado para dirigir la Nación hacia nuevas cotas de desarrollo y progreso se ha utilizado para el enriquecimiento personal, la creación de sistemas clientelares que se han apropiado de los fondos públicos y la destrucción de la unidad.

Muchos de los problemas esenciales que enfrentaba la España post franquista siguen encima de la mesa. Lo grave no es que continúen sin solución sino que se han visto agravados por las sucesivas manipulaciones a las que se han visto sometidos.

Ayer escuché a un comentarista político decir que Adolfo Suárez, antes de que su enfermedad borrara su memoria, había dejado escritos unos cientos de folios con recuerdos, reflexiones y comentarios. No se si esta noticia es cierta y si esas reflexiones verán algún día la luz. Si es así, espero que haya dejado consignadas sus reflexiones acerca de lo sucedido desde su retirada hasta principios del nuevo siglo.

Quizá lo más interesante del legado de Adolfo Suárez sea su imagen de hombre apasionado, pues sin duda lo fue. A la vista de las tristes figuras políticas que pueblan los salones del poder en estos días, la imagen de un político valiente y apasionado resulta sumamente reconfortante. 

Acertadada o equivocadamente, Adolfo Suárez intentó crear un marco nuevo. 

Suárez tuvo fe en la capacidad de sus compatriotas para organizarse sin necesidad de recurrir a deidades tutelares laicas. 

Quizá fue un soñador, quizá fue un inocente, quizá pecó de audaz y le faltó reflexión. 

Es fácil juzgar en la distancia, a toro pasado, y muy difícil trabajar rodeado de intrigas, presiones y muerte. Es importante recordar que durante los gobiernos de Suárez se enterraron, proporcionalmente, a más víctimas de ETA que en todo el resto de ciclos políticos anteriores y posteriores (y eso que los "chicos de la capucha" eran unos luchadores antifranquistas...). 
  
Descansé en paz Adolfo Suárez, un político muy español, un hombre de acción que colaboró con el rey para dar un giro a la Historia de España y cuyo legado político ha quedado sucio y roto en un rincón a la espera de que venga alguien decente a recomponer las piezas y volver a poner la maquinaria en marcha.

Sanglier.

UN BREVE PERO SINCERO HOMENAJE A IÑAKI AZKUNA, ALCALDE DE LA VILLA DE BILBAO, RECIENTEMENTE FALLECIDO

Sirvan estas líneas para rendir un humilde tributo a Iñaki Azkuna fallecido el pasado jueves tras una larga enfermedad.

Si bien su labor política se remonta a los gobiernos de Ardanza con quien colaboró, primero desde la dirección del Servicio Vasco de Salud y luego como consejero de sanidad y secretario general de la Presidencia, fue en su larga etapa como alcalde de Bilbao (el segundo alcalde con mandato más extenso tras Zugazagoitia), cuando dio verdadera medida de sus capacidades como gestor público. 

Azkuna ha sido un caso excepcional por diversas razones. Primero por sus logros, indudables para cualquiera que haya conocido el Bilbao de los ochenta y el de los comienzos del siglo XXI, segundo por su estilo amable y conciliador pero sin renunciar a la seriedad y la firmeza y tercero por su forma de ser el mismo sin claudicar ante las fuerzas internas y externas que le presionaron en muchos casos de forma violenta.

El sincero cariño con el que el pueblo de Bilbao ha despedido a su alcalde deja muy claro que en España no falta gente buena sino libertad en los aparatos de poder que no permiten que personas serias asuman el liderazgo.

El caso de Iñaki Azkuna reviste un particular interés ya que ejerció su labor desde las filas de una formación política que ha recibido, con razón, las más agrias censuras por su desnortada estrategia política. 

Desde que ganó la alcaldía en las elecciones de 1999, con gran mano izquierda, buenas formas y mucho "bilbainismo" Azkuna fue haciendo su propio camino convirtiéndose en un referente de una forma de hacer que despertaba grandes adhesiones en el electorado y envidas y rivalidades dentro de sus filas y en ciertos sectores de frente estrecha que le achacaban una imagen y un estilo poco propios de un "político euskaldun".

Yo creo justamente todo lo contrario. Azkuna fue muy vascongado en su forma de ser y hacer y muy bilbaino en su forma de aparecer y manifestarse.

Azkuna fue el ejemplo vivo de lo que podría ser y sin embargo no es porque faltan gentes de su estatura e inteligencia. 

Me gustaría que el ejemplo de Azkuna sirviera para que los partidos se dieran cuenta de que atrayendo gentes válidas se obtienen mejores resultados, incluso electorales, pero a estas alturas no pienso pecar de inocente, al menos no en estos asuntos.

Me temo muy mucho que ni el PNV ni, por supuesto, el resto de partidos políticos que ejercen su acción en las tres provincias vascongadas, han aprendido mucho del ejemplo de Azkuna. Ojalá me equivoque, estaré encantado de reconocerlo.

Homenaje sentido a este hijo de Durango y excelente alcalde de Bilbao. Su obra quedará como testimonio de que otra forma de hacer es posible.

Los amantes de Bilbao le agradeceremos siempre su labor.

Iñaki Azkuna, goian bego.

Sanglier.

domingo, 23 de marzo de 2014

DE LA FAMOSA REVISTA "EL PÁJARO CANTOR", DAMOS ESTE SUELTO.

El tiempo que hace
Pues mire usted, como todos los años el calor de sopetón, sin avisar. Yo me quería poner este año en forma, para estar preparado cuando llegara la primavera, que la sangre altera (mi prima Gertrudis también, digo que también altera), estar en forma, fit como se dice ahora y correr unas carreras y unos maratones, como el soldado de Milciades y ahora, como todos los que están a la última, la masa vamos. Pero se han adelantado el calor y la primavera y me han pillado con el cocido todavía en la mesa y traje de tres piezas, que con chancletas no pega. Yo también soy masa pero por constitución, y lo digo sin entrar en cosas políticas. Vamos que me gusta la buena mesa. Eso sí, luego hacer una buenas flexiones a ver si me toco las rodillas. Pues eso, calorcillo, calorcete y los primeros árboles en flor, pum, de golpe, sin previo aviso, unas perspectivas que quitan el hipo en colores rosados, blancos, amarillos. A lado de mi casa la calle convertida en un cántico al color: prunos, almendros, mimosas. Y la pajarería venga a cantar. El otro día estaba sentado en un banco terminando un cigarrón y veo un mirlo que andaba rebuscando en la hierba. Con el pico naranja y venga a brincar. Y me dio por hacer lo mismo. Me puse a imitar los movimientos del pájaro y como estoy un poco fuerte, sonaban mis brincos, patapum, patapum. Una señora que estaba en el banco de al lado se asustó, con un ¡huy Jesús! ¿Qué pasa señora no ha visto nunca a un mirlo dar brincos? Se lo dije mientras me lanzaba desde el banco a la hierba dando un salto de circo, como el mirlo. La señora salió corriendo. Total que menuda clase me dio el mirlo, en forma, en forma me pongo si repito. Pero lo que decía, menudo calor, calor, calor, así que me fui a tomar unas cervecillas y luego encendí un Sancho Panza, y a ver pasar la tarde, la pajarería, las mimosas, los prunos, el atardecer, y el calor. Ya caerá una helada, ya.

jueves, 20 de marzo de 2014

TIPO FISICO SIGLO XX (EXTINGUIDO): VIENÉS.

Arthur Schnitzler.
Se oye una voz comentar: Por favor, es insoportable, no más de estos, no lo podemos soportar.


TIPO FÍSICO SIGLO XX (EXTINGUIDO): GENERAL

EDMUND ALLENBY




UNA ODA AL CENTRISMO. NOTA DE COLOR DE UNO DE LOS LÍDERES DE LA INFORMACIÓN EN CATALUÑA.

De entre los numerosos responsables de lo que está sucediendo hoy día en España, los medios de comunicación se sitúan junto a los políticos en el pelotón de cabeza.
En una noticia fechada el 19 de marzo de 2014 y firmado por O.Moya, publicado por Libertad Digital se da cuenta de la presentación del libro España en el diván de Enric Juliana, periodista que escribe habitualmente en La Vanguardia.

En la presentación intervino el Sr. Màrius Carol director de La Vanguardia. Copio a continuación un párrafo de la noticia (la negrita es mía):


Màrius Carol dijo públicamente, y con él delante, lo que el conde de Godó le encomendó al ser nombrado director del periódico: "que circule por donde ha circulado siempre La Vanguardia, por el carril de la centralidad". Y es que para Carol "es bueno que por el carril de la centralidad siga circulando". Por eso, señaló, "vamos a hacer lo posible para que se dialogue. (…) Presionar a los poderes políticos para que hablen y se entiendan, pero, claro estamos ya en tiempo de descuento", advirtió.

Para muestra, un botón. A continuación reproduzco una portada de La Vanguardia cuando todavía se llamaba La Vanguardia Española.


Hay muchas más por el estilo, pero esta es suficientemente significativa:
En el texto bajo la foto de ese "centrista de toda la vida" que fue Francisco Franco, La Vanguardia, entonces Española, decía textualmente:

"SU EXCELENCIA EL CAUDILLO DE ESPAÑA Y GENERALÍSIMO DE LOS EJÉRCITOS NACIONALES DE TIERRA, MAR Y AIRE, DON FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE

Por vez primera desde el 18 de julio de 1936, la prensa de Barcelona puede enorgullecerse y llenarse de júbilo publicando la fotografía del hombre genial que está salvando a nuestra Patria de la catástrofe marxista.

No tenemos palabras con que expresar nuestro júbilo. Gritan, desde esta página, en reverencia y homenaje al Jefe del Estado el salado ritual: «FRANCO, FRANCO, FRANCO.-¡ARRIBA ESPAÑA! ¡VI VA ESPAÑA!»"

Estos son los señores que tenemos al frente de la "prensa catalana" y esta es la gente que "informa" al "soberano pueblo catalán" sobre las verdades de cada día...

Sobran los comentarios, así pueden ustedes comprender cómo hay tanto borrego, aunque muchos más que borregos lo que son es unos jetas de mucho cuidado.

Téngase en cuenta que el Sr Godó autor de la frasecita de marras es ni más ni menos que conde (título creado por Alfonso XIII -otro centrista conspicuo) y grande de España...

La Historia puede manipularse pero la verdad es una, aunque duela.

lunes, 17 de marzo de 2014

NEGRIN Y LA GENERALIDAD: el origen de la cita del otro día, y una perla más (la negrita es nuestra).

Manuel Azaña Memorias de Guerra, Grijalbo Mondadori 1996.
Entrada de 29 de julio de 1937 (p.175)

“Aguirre –dice- no puede resistir que se hable de España. En Barcelona aceptan no pronunciar siquiera su nombre. Yo no he sido nunca-agrega- lo que llaman españolista ni patriotero. Pero ante estas cosas, me indigno. Y si esas gentes van a descuartizar a España prefiero a Franco. Con Franco ya nos entenderíamos nosotros, o nuestros hijos o quien fuere. Pero esos hombres son inaguantables. Acabarían por dar la razón a Franco. Y mientras, venga a pedir, dinero y más dinero”.

El ánimo de Negrín respecto de los asuntos catalanes está justificado en general. Y en lo que tiene de extremoso, es disculpable; a condición de que no le prive de serenidad y buen juicio. Además esta opinión está ya muy esparcida. La defección de Cataluña (porque no es menos) se ha hecho palpable. Los abusos, rapacerías, locuras y fracasos de la Generalidad y consortes, aunque no en todos su detalle de insolencia, han pasado al dominio público.”

LOS "TANQUES" A LA CALLE Y LOS "TONTOS" AL PESEBRE. LOS FALSOS DEBATES EN TORNO A LA SUBLEVACIÓN NAZIONALISTA CATALANA

Bon dia a tothom ! Les saluda un hermano de allende la Marca, un abrazo fraterno para los descendientes de Jofredina de Lauria hija de Montcada, mi más sincero recuerdo para todos aquellos catalanes y por tanto españoles que hoy sienten un poco más de vergüenza por tener que vivir bajo el mismo sol que la cuadrilla de facinerosos que les gobiernan.

Hoy es el día que se tilda de "fasciste" a todo aquel que se atreve a decir la verdad y que no participa en esa gigantesca maniobra de mentira que supone el nazionalismo separatista catalán.

Cataluña, gestadora y parte esencial de la Corona de Aragón es una de las fundadoras de la España unida que nos legaron nuestros mayores, guste o no guste la historia se puede manipular pero no se puede cambiar.

Cataluña no pertenece a los rijosos que la gobiernan ni a los enfermos que la envenenan supurando odio y haciendo sitio para el cumplimiento de sus venganzas personales.

Cataluña no puede quedar a merced de los enanos cuando ha sido tierra de gigantes.

Además Cataluña no es patrimonio de los señores que ahora la habitan sino de todos y cada uno de los españoles que por generaciones nos hemos dejado la sangre, el sudor y la cartera en crear, construir y defender ese pedazo de España que ahora unos quinquis del barrio chino con ínfulas de progre-caviar-francés nos quieren levantar.

Los nazis separatistas tienen sus mejores colaboradores en la mesocracia bienpensante que dice esa memez de "no pretenderás sacar los tanques".

Primero, señores, el tanque, como no sea de agua o de combustible... porque en España al vehiculo blindado se le conoce como "carro de combate"...si señores,carro, como el de la caballería hitita, ese mismo.

Segundo, si los conservaduros y pepeistas que repiten esa cantinela memo-pacifista se refieren al uso de la fuerza para combatir las secesiones y los golpes de Estado, lo que cabe responder es un ¡por supuesto! para eso están los cuerpos de seguridad y las Fuerzas Armadas.

Recuerdo a tirios y a troyanos que conforme al ordenamiento jurídico en vigor, el Jefe del Estado, el Presidente del Consejo de Ministros, El Presidente de la Generalidad de Catalunya y resto de Autoridades civiles y militares (no voy a aburrir a la parroquia citando a todas y cada una) han jurado/prometido defender la Ley y por ende la unidad de España. 

Si el gobierno tuviera la más mínima voluntad de solucionar el reto planteado por Mas y la cuadrilla que le rodea, dudo que precisara más de cuarenta y ocho horas para suspendar la autonomía, detener a los sediciosos y re-establecer la legalidad en las cuatro provincias catalanas.

No hacen falta "tanques" ni cosa parecida, lo que hace falta es decisión e ideas claras y sobre todo no tener el pasado pactista y culeante que tiene el partido del residente de la Moncloa.

Los sublevados no tienen media torta y si disponen de una organización y de una estructura capilar que se enreda en todas y cada una de las instancias de la vida catalana es gracias a la colaboración que les han prestado todos y cada uno de los gobiernos de la Nación desde hace más de treinta años así como la cooperación de una parte sustancial de la Iglesia en Cataluña y la inacción de la sociedad civil que hasta hace muy poco no ha hecho nada.

Si a los sublevados, en vez de entregarles la educación, la cultura, los medios de comunicación  y transferirles ingentes cantidades de dinero se les hubiera puesto en su sitio y se hubieran denunciado sus mentiras y perseguido sus delitos, hoy no estaríamos donde estamos.

Pero claro, si acude el Príncipe de Asturias a Barcelona y permite que una panda de horteras y golfos le tome por el pito del sereno ¿que se puede pretender? Claro está que el heredero no tiene muy asumida su herencia en cuanto descendiente de Ferndando el Católico, de otro modo hubiera soltado un par de soplamocos a los fantoches que le afrentaron e inmediatamente hubiera recibido una ovación monumental que hubiera resonado desde el Cabo de Gata hasta Iloilo, desde Ejea de los Caballeros hasta Veracruz.

Si los principales partidos del arco parlamentario llevan años acostándose con los lideres sublevados y los bienpensantes de los círculos económicos y demás organizaciones pro-masónicas se dedican al negocio puro y duro a costa del futuro de la Patria ¿que cabe esperar de las supuestas  élites catalanas?

Sin reacción popular de la gente sana que queda en Cataluña y en toda España no hay nada que hacer.

Mariano y la Banda del Empastre tienen por estrategia el no hacer nada "grave" ni que les tinte de "fascista" sino emplear subterfugios y memeces como esa de la presión de Europa y la inviabilidad económica de una Cataluña independiente.

Lo peor de todo y lo que mas cabrea (perdonen las palabras gruesas pero el tema las merece) es que los políticos se creen que somos completamente gilipollas. 

El enfrentarse al problema advirtiendo a los ciudadanos que habitan en Cataluña de que su renta peligra, además de una estupidez es una traición ya que, una vez más, se oculta lo central del asunto, se ensucia la verdad.

No señores, no, lo que los principales partidos tendrían que hacer es decir la verdad, que puede resumirse en cinco puntos muy sencillos:

i) la escisión unilateral de España sea votada, no votada, medio cocinada o internacionalizada es simple y sencillamente imposible porque es ilegal y supone la ruptura de la unidad nacional que es uno de los pilares de España desde hace más de 600 años.

ii) que los señores que habitan en Catalunña sean recién llegados o desciendan de la mas acrisolada baronía que trae causa del hijo de Adán que holló con su planta la patria de Plá, no son los únicos detentadores de la soberanía en aquel territorio y no les cabe decidir nada al margen de los territorios que conforman España.

iii) que aquellos que alienten, apoyen, proclamen o amparen actos de secesión son responsables y tal responsabilidad se les puede y debe demandar en la forma prescrita por el ordenamiento legal según su situación y empleo y que, por supuesto, el Gobierno va a impedir con toda la fuerza disponible cualquier acto ilegal.

iv) que las justificaciones históricas que se han aducido para soportar este delirio son, cuando menos falsas y en la mayor parte de los casos fruto de la más encendida imaginación.

v) que están haciendo el "caldo gordo" a una cuadrilla de delincuentes que van a emplearles como moneda de cambio, como cobayas para un experimento político destinado a convertir un territorio de España, una esquinita enana de Europa en una suerte de república bananera dónde se llevarán a cabo toda suerte de atrocidades y se vivirá en un régimen de corrupción moral e intelectual sin ninguna seguridad jurídica y sin disfrutar del imperio de la Ley.

Por último un llamamiento a los catalanes sanos. 

Señores, únanse, toquen a rebato, levanten pendones, alcen las tiendas y póngase en marcha. Si viven en un pueblo dónde hay mil jetas estelados pues habrá que enfrentarlos y si son ustedes pocos llamen a sus hermanos de allende la Marca, que no pasa nada, que éso no es guerracivilismo sino defender la casa de uno del ataque de los lobos y los bandidos.
  
No se puede vivir de rodillas y la solución no es irse a vivir a Madrid o a Zaragoza porque España necesita una Cataluña fuerte, libre, unida y habitada por españoles, catalanes y del resto de las tierras de España viviendo en armonía.

El separatismo de bolsillo, los burgueses haítos de prebendas y caviar que juegan a revolucionarios son la crema de un absceso purulento que hay que sajar sin miramientos.

Créanme no aportan nada, ni crean, ni inventan ni producen, son la anti-Cataluña, son parásitos de una tierra y una cultura de la que se han apropiado con malas artes para enfrentarla al resto de las culturas que conforman esa maravilla que se ha dado en llamar España.

Ojalá la Moreneta, rodeada como está por algunos de los peores servidores de esta locura, se apiade de Cataluña y medie ante Dios nuestro señor para que se apiade de Cataluña y de España entera y nos de fuerza para erradicar el mal que gangrena los miembros de ese cuerpo único que es y ha sido España.


domingo, 16 de marzo de 2014

Apunte antiguo.

Paisaje desde el tren. En enero el día es claro, el cielo alto, de un color azul sobre el que cuelgan algunas nubes oscuras, recuerdo de lluvia y nieve recientes. Y el aire es limpio. El tren corre en paralelo a una sierra que a lo lejos aparece quieta y nevada, como un gran animal tumbado, que de un momento a otro pudiera despertarse, al notar la luz del día, y sacudirse el abrigo blanco. Entre la vía y la sierra el paisaje va variando a medida que el tren lo atraviesa, primero llano, se levanta luego sin estridencias hacia la montaña y por la escarcha de la mañana y el frío parece como si los ocres del campo, el verde de las encinas, hubieran recibido una ligera capa de barniz en el que se hubieran diluido primero unas gotas de blanco. Ahora, de repente, la sierra ha alargado un brazo por el que el tren corre y así cruzamos un paisaje abrupto y más áspero, de repente un pueblo entre peñas alrededor de su iglesia, matorral, roca, quebradas. Y nueva variación con la aparición esta vez de una carretera y de un grupo de eso molinos de viento. Llano ocre, cielo y nubes por entre un corte en la roca, catalejo de piedra. Túnel. Paisaje prehistórico de amplio valle horadado y levantado en una hilera de mesetas alineadas, rojo y azul ennegrecidos por un cielo inmenso y tenebroso. Peña con los restos de un castillo, dos lienzos de inmenso muro, pueblo escondido al pie, entre las rocas con las que se mimetiza, y cementerio rectangular, como el gran patio de un cortijo plantado de cipreses, riachuelo escondido, pero marcado por la espadaña y los juncos que trazan una senda entre líquida y vegetal siguiendo el agua que esconden.

COMENTARIOS A UN ARTÍCULO SOBRE LA EDUCACIÓN EN ESPAÑA

Muchos pensamos que Cepogordo está entrando en una fase, además de decadente, eso siempre, excesivamente comedida, amable, sosegada, cediendo la palabra sin interrumpir, buscando equilibrios, justas medidas y otras porquerías. Esto es grave y debe cambiar. Es preciso sacar de nuevo el palo, el gigantesco garrote ibérico, el torcedor y la capadora de puercos. ¡¡Hay tanto trabajo!!

Un ejemplo del tono melifluo al que nos referimos con preocupación es el siguiente comentario a un artículo sobre educación. Como el artículo no es bueno, no lo reproducimos. Y esto queda como un escolio a un texto implícito, a la manera de Gómez Dávila, pero sin su nivel, y como el caracol, dejando un reguero baboso.

COMENTARIO: Siempre son interesantes las reflexiones sobre la educación en España y más aún sobre la educación en general, como las incluidas en su post. Enhorabuena. Sólo algunas observaciones:

Destaca usted “la importancia crucial de que España alcance, cuando menos, una estabilidad del sistema educativo”. En realidad esa estabilidad ya existe. Es la impuesta por la LOGSE, con diferentes nombres hasta la reciente Ley Wert, y es la que volverá cuando vuelva la izquierda al poder (asumiendo que el partido actualmente en el poder no es un partido de izquierdas, que es mucho asumir…). Es la ley de los Marchesi y Rubalcaba, la adaptación a España de la “comprehensive school”, para imponer por la fuerza la igualdad, rompiendo las piernas que haga falta para que todos midamos lo mismo. No es más (ni menos) que ingeniería social de extrema izquierda disfrazada de democracia, buenismo y amor al pueblo. La misma mentalidad y la misma acción que modificaron el acceso a las cátedras universitarias (para rebajar la dificultad por supuesto). Me apresuro enseguida a pedir perdón por tener que hablar utilizando términos como “izquierda” y tener que lanzarme enseguida a la arena política. Pero la responsabilidad por el desastre educativo en España tiene nombres y apellidos, responde a una ideología concreta (es progresismo puro) y es el resultado de una acción consciente y voluntaria que se resume en igualdad para los demás mientras mis hijos acuden a centros privados elitistas y completan sus estudios en el extranjero. Y esto con independencia de que la mancha igualitaria haya podido alcanzar a esos centros y al resto de la sociedad civil en mayor o menor medida. Es famosa la lista de los colegios a los que han acudido los hijos de los ministros del PSOE promotores y defensores de la política de educación de ese partido. Exactamente como en el caso de los promotores de la inmersión lingüística en Cataluña cuyos hijos acuden al liceo alemán o a colegios ingleses. Mientras no se diga alto y claro todo esto, mientras no se explique que existe una mentalidad y una política educativa igualitaria que implican la destrucción de las clases medias (y por lo tanto del país), podremos lanzarnos en grandes disquisiciones sobre la educación pero no atajaremos el problema ni lo enfocaremos, seguiremos escurriendo el bulto, como se viene haciendo desde has décadas. Es una batalla ideológica sostenida en España por una izquierda soberbia y cerril, que llamará fascista a todo aquél que pida un poco de esfuerzo, constancia, y premio a los mejores resultados. Es más, confundimos a la gente que acaba pensando que todo es un problema de estabilidad de las leyes, cuando no es así. La mentalidad LOGSE ha sido una auténtica apisonadora social e intelectual: todos los derechos y ningún deber. Me atrevería a asegurar que si repasamos la historia legislativa de otros países de nuestro entorno, aparecerá un número similar de normas, pero con un contenido distinto.

Por otra parte, pensar que pueda surgir alguna solución de la actual Unión Europea, que tanto se ha decantado hacia el estatismo y la burocracia, a mí me parece de una gran ingenuidad. Las soluciones pueden partir de dos áreas: en todo caso de la sociedad civil y de los padres, que son los que deben procurar educación además de instrucción (lo explica muy bien en su artículo) y además, (i) bien de que los grandes partidos se pongan de acuerdo sobre una educación fundada en principios radicalmente distintos a los actuales (imposible con el rancio sectarismo progre buenista que impera en la izquierda española, con los separatismos y con una derecha que es intelectualmente inexistente) o (ii) bien de una sociedad civil que se decida a coger el toro por los cuernos si le dejan hacerlo la colonización de lo privado por lo público y el estatismo galopante, y si tiene todavía fuerza para ello por no haberse contagiado de la mentalidad aludida y por los obstáculos a que alude en sus respuestas. Esto nos llevaría a las sugerencias del Sr. Oquendo tan acertado como siempre, aunque agua y aceite no se mezclen por lo menos que haya algo de aceite, luego veremos la forma de que se extienda.

Y por último, me sorprende en un artículo tan sugestivo la presencia de un juicio de valor como éste: “El marasmo normativo-educativo no es sino prueba del desafecto o del mal inclinado afecto del pueblo español hacia la educación en su sentido más profundo”. Tenemos que hacer todos, la sociedad civil que somos, un enorme esfuerzo por deshacernos de una vez de estos tópicos tan esterilizadores y tan poco fundados, deshacernos de la leyenda negra (tanto como de la dorada) y afrontar los problemas del presente sin flagelaciones que carecen de fundamento. Los actuales problemas de la educación en España son problemas de nuestro régimen político, nada tienen que ver inclinaciones o rasgos de un carácter nacional que como repetidamente han demostrado Julián Marías o Julio Caro Baroja no es otra cosas que un mito, agradable como tema de conversación a la hora del café, pero nada más.  Enhorabuena de nuevo por su artículo.

SIN COMENTARIOS Y DE RABIOSA ACTUALIDAD (de un libro de historia contemporánea)

Negrín, enojado por tales expansiones, dijo a Azaña: “Aguirre no puede resistir que se hable de España. En Barcelona aceptan no pronunciar siquiera su nombre. Yo no he sido nunca lo que llaman españolista ni patriotero. Pero [...] si estas gentes van a descuartizar a España prefiero a Franco. Con Franco ya nos entenderíamos nosotros, o nuestros hijos, o quien fuere. Pero estos hombres son inaguantables, acabarían por dar la razón a Franco. Y mientras, venga a pedir dinero”.

Vamos que sólo hay que leer un poco para saber a que atenerse y ver como encauzar la cosa, pero claro si todo es economía y pasar las hojas del Marca, pues claro, de cabeza al precipicio.

martes, 11 de marzo de 2014

11-M UN DIA PARA EL RECUERDO Y LA VERGUENZA

Hoy se conmemora el décimo aniversario del atentado terrorista más grave cometido en España que dejó más de doscientos muertos, dos mil heridos y una nación entera sumida en la indignidad.

De los lodos del 11 M vienen muchas de las miasmas que ahora afloran por doquier.

Los medios se llenan de entrevistas, fotografías y artículos en recuerdo de las víctimas y recurren al tan sobado "y a usted dónde le pilló.." como si el atentado fuera una especie de hito biográfico al estilo del Jubileo de la Reina de Inglaterra o la final del mundial de fútbol.

Muchos, por no decir que prácticamente todos, esos medios que hoy gastan tinta y recursos en un ejercicio de mediocridad y mal gusto se han caracterizado por olvidar cuando no tapar todo lo relacionado con el asunto.

Desde las criminosas manipulaciones que hacían referencia a terroristas islámicos enfundados en capas y capas de ropa hasta las justificaciones más injustificables de aceptar versiones oficiales y dar por buenos procedimientos arreglados con tan mal tino que no han sido capaces de esclarecer ninguno de los elementos esenciales en un asunto criminal: ni arma, ni autor material, ni autor intelectual, ni móvil, ni nada que sea claro, por supuesto.

Los siervos de los diferentes poderes, los que viven en el pesebre y todos aquellos que viven presos de una ideología que les impide pensar con libertad, han inventado una martingala que se ha dado en llamar "teoría de la conspiración". Conforme ese memez malintencionada, cualquier persona que no comulgue con la inmensa rueda de molino de la verdad oficial está encuadrado en el bando de los abonados a la "teoría de la conspiración" y, por tanto, todo lo que diga, sea sensato o no y esté avalado por pruebas o no, es sencillamente negado.

La verdad, indiscutible, es que 10 años después no se ha hecho público por parte de ninguna institución u órgano dependiente del aparato del Estado una información medianamente completa, consistente y veraz que se refiera a esta tragedia.

Del procedimiento seguido (lo haya "avalado" el TS o quien sea, eso da igual) es mejor no hablar mucho porque sobre la instrucción y posterior juicio planean tales sombras de duda que a cualquier persona medianamente informada y con un mínimo de formación jurídica le produce repugnancia.

La impúdica exhibición de los partícipes en el procedimiento que se recrean en comentarios cuyo contenido debería de producirles sonrojo y vergüenza resulta absolutamente intolerable. 

Que nos encontramos ante un hecho cuyo trasfondo conviene tapar es algo indiscutible desde el momento que los partidos políticos, la corona y todos los estamentos al servicio del Estado han hecho piña en torno al silencio y el olvido.

El 11 M ya está resuelto ¡y no se hable más!

No sé que me da más asco, si el cinismo del PSOE o la actitud de muchos dirigentes del PP que al ser preguntados o interpelados fruncen el ceño y ponen cara de asco, como si el que pregunta se hubiera tirado un pedo o les hubiera preguntado por los cuernos de su madre.

Cuando veo a esos niñatos y niñatas, paletos y paletas que viven del pesebre, "ponerse finos" y mostrar su incomodidad por el asunto me da ganas de liarme a palos. Esta gente no merece desprecio ni crítica, merecen un par de palos y una condena larga y bien trabajada en un penal insular, lejano y a ser posible mal aireado.

Que el PSOE no iba a mover un dedo en pos de la verdad era algo esperado cui prodest scelus, is fecit

De lo que no les gusta hablar al PP es de su responsabilidad en el asunto. Y la tienen, porque eran los que dirigían la seguridad interior y exterior, la policía, los ministerios, la justicia.. Y ahora están en el poder.

¿Que han hecho para perseguir la verdad? ¿Ustedes lo saben? Yo tampoco.

El 11 M reviste capital importancia por muchos motivos que superan con creces el de la pura Justicia. 

Saber quién asesina y perseguir su crimen es obligación primera de una sociedad que se quiera llamar tal. El gobierno tiene como primera y única función esencial garantizar la seguridad de la sociedad.

El conocer los motivos y el papel jugado por los diversos elementos que conforman la sociedad es asimismo esencial. 

Los españoles deben saber quien les gobierna, quien pretende gobernarles y cuales son sus valores, intenciones y actuaciones.

Los efectos causados por los cambios de gobierno y el pacto implícito en torno al silencio ponen en muy seria cuestión todo lo sucedido desde hace 10 años.

España está secuestrada por una casta de politicastros enganchados y enredados con una amalgama de intereses internos y externos que axfisian a la nación como las lianas de la selva que trepan por los árboles hasta cubrirlos por completo.

El silencio obtenido a través del pesebre de los medios ha obrado el "milagro" del olvido y de la total y absoluta falta de interés.

Hoy cuatro derramarán una lágrima de cocodrilo. Mañana comentarán el fútbol, pasado ya estarán pensando en el fin de semana y en un mes en las vacaciones de verano y en cambiar el coche, que ya se acaba la crisis y otra vez nos unimos al despendole.

Mientras, la verdad, quedará una vez más ignorada y envilecida. Será violada, mancillada, sobada, manipulada, puesta en la picota, prostituida, traída y llevada como una hija del lumpen, como una sucia y analfabeta víctima a la que nadie querrá acercarse si no es para humillarka.

Y las víctimas seremos todos los españoles, con independencia de nuestra edad, origen, credo y orientación. 

Esto es precisamente lo que el poder no quiere que se sepa ni que se diga, que las víctimas de esta mentira y de este estado de cosas somos todos.

Hoy todos somos  víctimas: los que ansiamos vivir en libertad y los esclavos del poder, los que tratamos de pensar con independencia y los abonados a las directrices del partido o del grupo de influencia, los pobres y los ricos, los que se creen vencedores y los que se sienten vencidos.

Al final la víctima es el pueblo español, la nación española, la comunidad entera que cuando da la espalda a la verdad está un paso más cerca de caer en un abismo que no tiene salida.

Los que todo esto saben y continúan su labor de destrucción y humillación sonríen y siguen su camino, a corto plazo se saben vencedores y disfrutan al ver como la estupidez y el vicio de sus congéneres son terreno abonado para su triunfo.

El único consuelo que me queda es que yo se, y ellos no, que el último día de la batalla final sus poderes se desvanecerán como el humo y nada podrán contra la verdad última ante la que sus vanidades humanas no tendrán fuerza alguna.

Sanglier.