lunes, 10 de septiembre de 2018

Poética de Sinforoso García Pote: Campo de cereal con la mies granada, junto con comentario inspirado.

Era la carretera una delgada línea de asfalto que se derretía bajo el sol del estío.
Avanzábamos con las ventanillas bajadas por un paisaje cuajado de luz y silencio. Un silencio atronador, no se oía más que el calor, sobre el fondo que parecía eterno, del zumbido de los insectos, uniforme y constante. Monótono y hermoso concierto de grillos y chicharras. Delante, espejismos. Del asfalto se levantaba una bruma, como si se derritiera el horizonte. Pero no llegábamos a ella nunca. Tierras de cebada cuajadas de cereal a la izquierda, arboledas y una aldea a la derecha. La minúscula carretera cruzaba un puente para sortear un arroyo veraniego, y aparecían los pinares detrás de una primera línea de álamos.





5 comentarios:

  1. ¡Por favor que siempre el comentario sea tan inspirado como este!.

    ResponderEliminar
  2. Le ha echado imaginación la siega terminó en julio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por esta extraordinaria observación, verdaderamente andamos despistados. Le vamos a dar una medalla. Una medalla muy grande.

      Eliminar
  3. A ver cuando le jubilan y se va a vivir a la urbe. !leñe!.

    ResponderEliminar
  4. Hay que ir al grano, siempre mariposeando.

    ResponderEliminar

SI QUIERE ECHAR SU CUARTO A ESPADAS, YA SABE AQUÍ. CONVIENE QUE MIENTRAS ESCRIBA ESTÉ USTED FUMANDO, CIGARRO O INCLUSO PIPA.